viernes, 9 de julio de 2010

CARTA A PAOLO Y A EDUARDO (GUIMARÁN)




Somos muchos los que hemos encontrado en El Presa.Com un espacio abierto al mundo donde se puede hablar de lo mucho bueno y no tan bueno que de nuestra raza emana. Donde la crítica y el parabién se vierten, por lo general, con ánimo constructivo. La valentía con que este portal ha afrontado épocas difíciles para el perro de presa, ha estimulado a quienes se vieron casi solos y arrollados por la ola del Dogo, también a los que albergaban dudas y han acabado abanderando su línea y, aunque no lo parezca, a algunos “dogueros” se les han caído los mitos bebiendo en esta misma fuente. Pero también ha sido el trampolín para personajes mezquinos y tramposos, que lejos de amar al Presa –como se hartan de decir- lo detestan y lo hunden en el barro cada vez que abren la boca o muestran sus interesadas acciones.

Mantener una postura honesta, abierta, libre y ecuánime, pero a la vez firme y decidida en la defensa del Presa no es tarea fácil y sólo algunas personas dotadas de suficiente madurez y coherencia son capaces de desempeñarla sin caer en los muchos lodazales que los amigos del fango siembran por donde pasan.

Son éstos, del mismo modo, los que desde el anonimato, la desvergüenza, la arrogancia y la prepotencia pretenden atribuir a los demás sus propias miserias, viviendo de la mentira, el insulto, la descalificación, la amenaza y la fullería como armas de uso diario.

Vemos las cosas desde la lejanía isleña, pero sabemos distinguir a quien se prodiga en la coherencia y al que se revuelca en el limo. Las verdaderas intenciones de cada cual, por mucho que se enmascaren, acaban desvistiendo el mejor de los disfraces. La moderación, el equilibrio y el sentido común terminarán por imponerse a la agresividad y al ruido de quienes carecen de cualquier atisbo de civismo. Ladran, luego cabalgamos.

En esa línea, valoramos el importante papel que ha jugado y sigue desempeñando en esta contienda El Presa.Com y sus valedores Paolo Consolandi y Eduardo García, a quienes enviamos un caluroso abrazo y nuestro reconocimiento por tan valiosa labor.

Les animamos a seguir en la brecha con la misma integridad que hasta ahora y les aseguramos que, aunque pueda parecer que estén solos, somos muchísimos los que desde esta tierra nos sentimos a su lado en los momentos buenos y en los malos.

Pedro Sarmiento, Sergio Coello, Ismael Santiago, Marcos García, José Domingo Bautista, José Juan Rodríguez, Félix Almeida, Marcos Perdomo, Clemente Reyes, Ángel Casimiro, Francisco Sánchez, Carmelo Valido, Miguel Vega, Miguelín Vega, José Juan Gómez, Ramón Rodríguez.

No hay comentarios: